Financiación ENISA: ¿Qué es y para qué sirve?

21 mayo 2020
·

Los préstamos participativos Enisa son una de las fuentes de financiación pública más conocidas del ecosistema emprendedor español. Financian el crecimiento de las startups y pymes españolas. ¿Qué es Enisa? ¿Para qué sirve? ¿Cuáles son sus líneas de financiación? Te contestamos a las preguntas clave para entender la financiación de Enisa.

 

¿Qué es ENISA?

Enisa, la Empresa Nacional de Innovación, es una entidad pública dependiente del Gobierno que tiene como objetivo principal impulsar proyectos empresariales innovadores con una ventaja competitiva a través de créditos y actividades relacionadas con el capital riesgo.

Fomenta la cultura del emprendimiento innovador, una cultura basada en la transformación de modelos y mercados, en la innovación productiva y en la aportación de nuevos valores añadidos a través de la concesión de préstamos participativos a startups y pymes innovadoras. 

 

La historia de Enisa

La entidad se creó en 1982 y desde entonces ha concedido más de 6.200 préstamos por un importe total superior a 950 millones de euros, de los cuales se han podido beneficiar más de 5.600 startups, pequeñas y medianas empresas. En 1982 comenzó su actividad inversora mediante la toma directa de participaciones accionariales en empresas innovadoras y en 1995 comentó a canalizar su actividad de inversión a través de préstamos participativos.

A partir de 2005 fue cuando Enisa incrementó notablemente su actividad, escogiendo empresas de base más innovadora. En 2010 se sumó a su actuación l entrega de préstamos a empresas de muy reciente creación, a través de la línea Enisa Jóvenes Emprendedores.

Conscientes de la importancia de su trabajo a la hora de escoger las mejores iniciativas emprendedoras para ser financiadas e impulsadas, a partir del 2013 Enisa decidió complejidad y realizar en más profundidad sus análisis del impacto económico y social de las empresas beneficiarias de los préstamos de Enisa.

 

¿Para qué sirve la Financiación ENISA?

Los préstamos participativos de Enisa son una de las principales y primeras fuentes de financiación a las que acuden las startups y pymes innovadoras para poder acelerar su crecimiento y/o acometer sus planes de innovación.

ENISA cuenta con 3 líneas de financiación distintas:

ENISA Jóvenes Emprendedores: Línea de financiación destinada a startups y pymes de reciente constitución (las empresas solicitantes no pueden tener más de 24 meses de antigüedad), que hayan sido fundadas por jóvenes emprendedores (hasta 41 años). A través de esta ayuda ENISA aborda las inversiones que precisa el proyecto empresarial en su fase más inicial. El importe mínimo que se puede solicitar es de 25.000€ y el importe máximo 75.000€.

ENISA Emprendedores: Línea de financiación dirigida a apoyar a las startups y pymes durante las primeras fases de vida de su proyecto. A diferencia de la línea Jóvenes Emprendedores, no contempla limitaciones de edad para su solicitud, pero sí de antigüedad de la Sociedad, esta no puede tener más de 24 meses. El importe mínimo que se puede solicitar es de 25.000€ y el importe máximo de 300.000€.

ENISA Crecimiento: Línea de financiación ofrecida para apoyar a las startups y pymes innovadoras que quieran expandir su negocio o conseguir una mejora competitiva. El importe mínimo que se puede solicitar es de 25.000€ y el importe máximo de 1.500.000€. Cuando se solicitan más de 300.000€ la empresa debe tener las cuentas auditadas para poder optar a esa cuantía o a cuantías superiores.

 

La Financiación Enisa es en modalidad de préstamo participativo y su característica principal es que no solicita garantías personales a los emprendedores.

Para conseguir un Financiación Enisa se requiere elaborar una memoria y proyecciones financieras. Una vez presentado este material y pasada la fase de admisiones, se entra en la etapa de análisis, donde te asignan un analista de Enisa que te pregunta detalles y avances de la empresa para acabar de realizar un rating sobre tu empresa y valorar si es elegible para conseguir un préstamo Enisa. Es muy importante tanto la realización de una buena memoria y proyecciones financieras, como el posterior seguimiento y justificación ante el analista. Por ello, se aconseja contar con la figura experta de una consultora para solicitarlo y aumentar tus probabilidades de conseguirlo y/o de conseguir un importe mayor.

 

A diferencia de otras consultoras, desde Intelectium funcionamos 100% a éxito, es decir que vamos a riesgo y sólo cobramos cuando el emprendedor consigue la financiación, en este caso el préstamo participativo de Enisa. Si tu empresa reúne estas características y quieres solicitar un ENISA, contacta con nosotros  y recibe soporte para financiar tu startup a través de esta línea.